Las hipótesis de la restauración. Algunos fundamentos y modelos históricos

  • Néstor Barrio TAREA-IIPC / UNSAM

Resumen

La presente reflexión tiene como punto de partida los bienes patrimoniales en los que conviven los valores patrimoniales con el valor de uso. Esto supone, en principio, un conflicto de intereses respecto a los dogmas históricos de la preservación monumental, cuya versión “tradicional, conservadora, monumentalista y estática” ha sido declarada en crisis.[1] De cara al futuro, se advierten también posibles controversias frente a las estrecheces u objeciones que opondría la práctica ortodoxa de la restauración, que consistía en recuperar el máximo posible del aspecto original, reparando los daños, y las consecuencias del envejecimiento, además de suprimir las viejas restauraciones, las adiciones y los agregados introducidos por los cambios de gusto o por motivos funcionales. Sin embargo, en la restauración de edificios históricos activos, la recuperación del supuesto aspecto original tropieza con importantes objeciones, al punto que los valores instrumentales y los de antigüedad terminan resultando opuestos, según Riegl.[2] Este antagonismo ha generado tensiones y frecuentes titubeos a la hora de tomar decisiones...


[1] Ciro Caraballo Perichi. “El patrimonio cultural: ¿Capital social o capitalización de los bienes?”, en Enrique Carvajal Salinas (ed.): La dimensión social del patrimonio. Buenos Aires, Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio, 2006, pp. 12-25.

 

[2] Aloïs Riegl. El culto moderno a los monumentos. Madrid, A. Machado Libros S.A., 2008.

 

Publicado
2018-11-08